PAISSE (paisse@yahoo.es)

"¿No ves que la finalidad de la Neolengua es limitar el alcance de del pensamiento?" (1984, George Orwell)

01 julio 2007

"Los imbéciles orgullosos de haber nacido en alguna parte"


"No todo el que se sabe perteneciente a una nación padece nacionalismo, lo mismo que no todos los que tienen apéndice padecen apendicitis." (Julián Marías)

Completando la frase anterior, para los nazionalistas de cualquier origen van dedicadas estas letras escritas en 1972 por el sabio Georges Brassens, en una traducción lo más fiel posible. Hala, a reflexionar sobre ello si sois capaces:

Es cierto que son bonitos todos esos pequeños pueblos,
todas esas villas, esas regiones, esos países, esas ciudades.
Con sus castillos, sus iglesias, sus playas...
Sólo tienen un punto flaco: Estar habitados.
Estar habitados por gentes que miran
con desprecio a los demás, desde lo alto de sus murallas.
La raza de los patriotas, de portadores de banderas.
Los imbéciles orgullosos de haber nacido en alguna parte.


Malditos sean estos hijos de su madre patria,

empalados de una vez por todas en su propia estrechez,
que os enseñan sus torres, sus museos, su ayuntamiento,
os enseñan su país natal hasta dejaros bizcos.
Que salgan de París, o de Roma, o de Sète (*),
o del quinto pino, o hasta de Zanzíbar,
o incluso de mi culo, ellos se jactan... ¡caramba!
Los imbéciles orgullosos de haber nacido en alguna parte.

La arena en la que cómodamente sus avestruces
hunden la cabeza, es siempre la más fina.
En cuanto al aire que emplean para llenar sus pulmones,
sus pompas de jabón, es un soplo divino.
Y poco a poco se van convenciendo
de que hasta el estiércol que producen
sus caballos, aunque sean de madera,

causa envidia a todo el mundo.
Los imbéciles orgullosos de haber nacido en alguna parte

No es un lugar común el de su nacimiento,
compadecen de todo corazón a los pobres desgraciados,
los desafortunados que no tuvieron la suerte,
la presencia de espíritu de nacer donde ellos.
Cuando suena la alarma sobre su felicidad precaria,
contra los otros, extranjeros (todos más o menos bárbaros),
salen de su agujero para morir en la guerra.
Los imbéciles orgullosos de haber nacido en alguna parte.

¡Dios mío qué feliz sería la tierra
si en ella no habitase esta raza incongruente,
esta raza inoportuna y que abunda por todas partes!
La raza de la gente de su tierra y su tradición.
¡Qué hermosa sería la vida, Señor
si no hubieses creado de la nada a estos bobos!
Es la prueba, quizas definitiva, de tu inexistencia:

Los imbéciles orgullosos de haber nacido en alguna parte.

(*) Sète, ciudad natal del propio Brassens
...

36 comentarios:

Calandria dijo...

Daniel, muchas gracias por la traducción del poema. A ver si hay suerte y lo leen aquellos que lo necesitan de manera urgente. A lo mejor les hace reflexionar un poco. ¡Buena falta les hace!
Un saludo

Ruby Marmolejo dijo...

Estoy de acuerdo contigo, sobre todo en esta frase o estrofa:

La raza de los patriotas, de portadores de banderas.
Los imbéciles orgullosos de haber nacido en alguna parte.


Están los nacionalistas malos, y los nacionalistas buenos, ¿verdad peperos?

Daniel dijo...

# Ruby:
También van incluidos en el lote los que lleváis banderas republicanas, banderas de la URSS y banderas de Cuba. Incluso banderas del arco iris.

Sobre todo si los que las llevan piensan que los otros son inferiores.

Claudedeu dijo...

Lo malo no es ser un imbécil que se cree más importante por nacer en un sitio: lo preocupante es el imbécil que se cree que la finca vecina es suya y quiere apropiarse de ella a la fuerza.

Calandria dijo...

Daniel, con tu permiso copio aquí un pequeño relato de Bertold Brecht:

"Patriotismo: odiar las patrias”
El señor K. no consideraba necesario vivir en un país determinado. Decía:
- En cualquier parte puedo morirme de hambre.
Pero un día en que pasaba por una ciudad ocupada por el enemigo del país en que vivía, se topó con un oficial del enemigo, que le obligó a bajar de la acera.
Tras hacer lo que se le ordenaba, el señor K. se dio cuenta de que estaba furioso con aquel hombre, y no sólo con aquel hombre, sino que lo estaba mucho más con el país al que pertenecía aquel hombre, hasta el punto de que deseaba que un terremoto lo borrase de la superficie de la tierra. “¿Por qué razón -se preguntaba el señor K.- me convertí por un instante en un nacionalista? Porque me topé con un nacionalista. Por eso es preciso extirpar la estupidez, pues vuelve estúpidos a quienes se cruzan con ella.”

Un cordial saludo

Daniel dijo...

Qué bueno, calandria!

No conocía ese relato, pero me siento muy identificado con el sr. K. Yo soy mallorquín y español pero me comencé a sentir los colores de la bandera de España cuando empecé a sentirme amenazado y ahogado por los catalanistas. Sé que corro el peligro de convertirme en un naZionalista como ellos.

Yo lo llamo "español por reacción" y quería escribir sobre eso.

Un saludo

peperro dijo...

Los PePeros (nacionalistas españoles o españolistas), odian los demás nacionalismos, el único nacionalismo bueno y que debe existir es el español, siempre con su autoritarismo, solo lo mío es lo bueno, lo demás hay que eliminarlo, cercenarlo, destruirlo.

Wikipedia:

El nacionalismo español (también llamado españolismo), es la corriente de pensamiento que defiende la existencia de la unidad territorial del Reino de España en forma de una única Nación totalmente centralizada. No debe confundirse ni con patriotismo ni con constitucionalismo.

Se contrapone pues a los constitucionalistas, federalistas y nacionalismos periféricos que buscan un mayor o menor grado de autonomía para las diferentes regiones y pueblos de España.

El nacionalismo español tiene una característica: que se niega como nacionalismo, que se presenta como no nacionalista.

pardall dijo...

Precisamente Brassens, no fue ni de derechas ni nacionalista de nigún tipo.
La letra de esta canción seguro que te gustará Daniel.

Georges Brassens
LA MALA REPUTACIÓN


En mi pueblo sin pretensión
Tengo mala reputación,
Haga lo que haga es igual
Todo lo consideran mal,
Yo no pienso pues hacer ningún daño
Queriendo vivir fuera del rebaño;
No, a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
No, a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Todos todos me miran mal
Salvo los ciegos es natural.

Cuando la fiesta nacional
Yo me quedo en la cama igual,
Que la música militar
Nunca me pudo levantar.
En el mundo pues no hay mayor pecado
Que el de no seguir al abanderado
Y a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Y a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Todos me muestran con el dedo
Salvo los mancos, quiero y no puedo.

Si en la calle corre un ladrón
Y a la zaga va un ricachón
Zancadilla doy al señor
Y he aplastado el perseguidor
Eso sí que sí que será una lata
Siempre tengo yo que meter la pata
Y a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Y a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Tras de mí todos a correr
Salvo los cojos, es de creer.

Ya sé con mucha precisión
Como acabará la función
No les falta más que el garrote
Pa' matarme como un coyote
A pesar de que no arme ningún lío
Con que no va a Roma el camino mío
Que a le gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Que a le gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Tras de mí todos a ladrar
Salvo los mudos es de pensar.

VARIANTE DU DERNIER COUPLET:
No hace falta saber latín
Yo ya se cual será mi fin,
En el pueblo se empieza a oir,
Muerte, muerte al villano vil,
Yo no pienso pues armar ningún lío
Con que no va a Roma el camino mío,
No a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
No a la gente no gusta que
Uno tenga su propia fe
Todos vendrán a verme ahorcar,
Salvo los ciegos, es natural.

peperro dijo...

Periodistas franceses sienten amenazada la libertad de expresión

Le Monde, Le Figaro, Libération, L´Équipe, y así hasta 27 medios de comunicación franceses han denunciado “amenazas crecientes a la libertad de expresión”, que atribuyen en parte a la estrecha relación entre el presidente francés Nicolas Sarkosy y varios empresarios de prensa, contó ayer el periódico La Vanguardia. Los periodistas han pedido ser recibidos por el presidente.

A ponerse a temblar, Francia y Polonia, por el recorte de la libertad de expresión, mal vamos con estos gobiernos de derecha

salom dijo...

¡Polanco!

Me parto.

Ruby Marmolejo dijo...

'Yo lo llamo "español por reacción" y quería escribir sobre eso'

Ah claro, si eres Español por reación mola ¿no?

Os voy a dar un dato interesante sobre la reacción al nacionalismo centralista neofranquista del Pp:

En 1996 (llegada del Pp) ERC apenas contaba con representación en el parlamento catalan y NO los votaba ni el tato; apenas seis años después, ERC se convierte en una fuerza política determinante.
NO es casualidad que esto ocurriera en paralelo al gobierno de Aznar, de hecho, es una consecuencia directa.

Desconozco los datos, pero apostaría mi entrada de los monegros de que en Baleares ha ocurrido algo similar.

'Periodistas franceses sienten amenazada la libertad de expresión'

Vaya, pues va a resultar que el Pp y Sarkozy si tenían cosas en común, lamentable.

Anónimo dijo...

Para informacion genral: la Ruby esa al parecer, segun me an dicho, es la hija de la periodista Antonia Iglesias. Mucho cuidado, porque solo sabe morder como los perros.

Daniel dijo...

# pardall:
Brassens tampoco era de izquierdas, era anarquista. Hay otras canciones en los que carga cotra los ideólogos de izquierda, como "mourir pour des idees".
Gracias por recordar aquí la mala reputación, todo un himno al individualismo.
Fue un genio.

# Ruby:
Sí, español por reacción. Tú puede que no lo entiendas porque no vives en una comunidad donde los que no se declaran nacionalistas o catalanistas son mirados como gente de segunda. Da igual que hables catalán o no, si no comulgas con sus delirios nazionalistas pasas a formar parte del enemigo. Si eres de fuera, eres "foraster" y si eres mallorquín pero no estás de acuerdo, eres un "botifler" (traidor).

En ese caso, las personas con un mínimo de sentido común se rebelan, cada uno a su modo y, casi sin quererlo, tomas partido en su contra. Así, para volverse anti-nazionalista uno se agarra a lo que está más cerca, lo español. Es lo que explica calandria en uno de los comentarios.

Es muy triste, sobre todo porque aquí llevamos muchos años con nuestra identidad española y mallorquina sin problemas, pero hay quienes se empeñan en romper la convivencia.

Tú culpas a Aznar (por fin con un argumento, Ruby!!) de potenciar el nacionalismo a cuenta de su españolismo exacrebado. No sé si Aznar contribuyó a ello, puede que sí, pero el problema no lo inventó él, sino de los gobiernos anteriores que traspasaron irresponsablemente las competencias de educación a las CA. Así, los gobiernos autonómicos en manos de PNV y CiU han podido educar a varias generaciones de catalanes y vascos en el odio hacia España. Todos sabemos que el odio se retroalimenta y por eso nacen iniciativas absurdas como el boicot al cava.

Si tú también piensas que los nacionalismos son malos, ¿cómo explicas que ZP sea capaz de asociarse con quienes detestan España y predican sus deseos de independencia, como ERC o el BNG?
Un poco de autocrítica, joder.

pardall dijo...

No me digas que el PP no se ha asociado con nacionalistas, CC en Canarias, PNV en el País Vasco, CIU en Cataluña.
Tú no haces autocrítica?, joder, los nacionalismos los ves donde te interesa.

Calandria dijo...

Daniel, hay un libro interesantísimo de Amin Maalouf sobre el tema de las identidades. Se titula "Identidades asesinas". Transcribo un poco de la portada: "Denuncia apasionada de la locura que incita a los hombres a matarse entre sí en el nombre de una etnia, lengua o religión. IDENTIDADES ASESINAS es, a la vez, una tentativa de comprender por qué en la historia de la humanidad la afirmación del uno ha significado la negación del otro. Desde su condición de hombre situado entre Oriente y Occidente que gravita sobre toda su obra, cuando se le pregunta a A. Maalouf si se siente más libanés o más francés, responde que por igual: "¡Las dos cosas! Y no porque quiera ser equilibrado o equitativo, sino que mentiría si dijera otra cosa.Lo que me hace ser yo mismo y no otro -escribe- es que estoy a caballo entre dos países, entre dos o tres lenguas, entre varias tradiciones culturales. Eso es justamente lo que define mi identidad."
Es muy recomendable para aquellos que sólo reconocen tener una sola identidad.
Un saludo

Persio dijo...

Muy progre Brassens. Y muy internacionalista. Antes la izquierda era así.

Oroel dijo...

¿Por qué será que los pseudoprogres son tan compresivos ante determinados nacionalismos, incluso hasta el extremo de aceptar, disculpar y amparar a partidos tan próximos a la ultraderecha xenófoba como el PNV? ¿No será que a los pseudoprogres españoles, más que la ideología de izquierdas que ni conocen ni practican, les caracteriza su antiespañolismo (como también el antimilitarismo, el anticleriscalismo, el antiamericanismo y el anticapitalismo)?

Oroel dijo...

Muy buenos Daniel y Calandría los textos de Brassens y Brecht. Con vuestro permiso, los copiaré en mi blog.

peperro dijo...

"Es muy recomendable para aquellos que sólo reconocen tener una sola identidad."

Perfecto Calandria, ser nacionalista es tener una sola identidad, una sola lengua, un sola cultura.

¿No es horrible ser nacionalista?, SÍ

peperro dijo...

Oroel:

Es curioso que la ultraderecha xenófoba PePera, hable mal de la ¿ultraderecha xenófoba del PNV?, será que la ultraderecha PePera, teme que le quite su espacio.

Va a ser difícil, actualmente el PNV, es un partido más moderado que el PP, menos mentiroso, más dialogante, incluso defiende mejor los intereses españoles, que el PP.

peperro dijo...

El atentado que el 24 de junio costó la vida a seis soldados en Líbano es el segundo más grave sufrido por las tropas españolas en el exterior. El peor fue el asesinato de siete agentes del CNI el 29 de noviembre de 2003 en Irak. Entonces, como ahora, un juez de la Audiencia Nacional abrió una investigación, pero la archivó provisionalmente por falta de autor conocido el 13 de febrero de 2004. Sólo un mes después, el 22 de marzo, el Ministerio de Defensa, aún en manos del PP, detuvo al iraquí Flayeh Al Mayali como sospechoso, pero en vez de comunicarlo al juez lo entregó a Estados Unidos.

La polítca y la justicia del PP, "es diferente"

Calandria dijo...

Dedicado al bloguero mayor, don Daniel y a todos sus comentaristas.

"Preámbulo" de "Identidades Asesinas"

"Desde que dejé Líbano en 1976 para instalarme en Francia, cuántas veces me habrán preguntado, con la mejor intención del mundo, si me siento "más francés" o "más libanés". Y mi respuesta es siempre la misma: "¡Las dos cosas!". Y no porque quiera ser equilibrado o equitativo, sino porque mentiría si dijera otra cosa. Lo que hace que yo sea yo, y no otro, es ese estar en las lindes de dos países, de dos o tres idiomas, de varias tradiciones culturales. Es eso justamente lo que define mi identidad. ¿Sería acaso más sincero si amputara de mí una parte de lo que soy?
Por eso a los que me hacen esa pregunta les explico con paciencia que nací en Líbano, que allí viví hasta los veintisiete años, que mi lengua materna es el árabe, que en ella descubrí a Dumas y a Dickens, y los "Viajes de Gulliver", y que fue en mi pueblo de la montaña, en el pueblo de mis antepasados, donde tuve mis primeras alegrías infantiles y donde oí algunas historias en las que después me inspiraría para mis novelas. ¿Cómo voy a olvidar ese pueblo? ¿Cómo voy a cortar los lazos que me unen a él?
Pero por otro lado hace veintidós años que vivo en la tierra de Francia, que bebo su agua y su vino, que mis manos acarician, todos los días, sus piedras antiguas, que escribo en su lengua mis libros, y por todo eso nunca podrá ser para mí una tierra extranjera.
¿Medio francés y medio libanés entonces? ¡De ningún modo! La identidad no está hecha de compartimentos, no se divide en mitades, ni en tercios o en zonas estancas. Y no es que tenga varias identidades: tengo solamente una, producto de todos los elementos que la han configurado mediante una "dosificación" singular que nunca es la misma en dos personas.
En ocasiones, cuando he terminado de explicar con todo detalle las razones por las que reivindico plenamente todas mis pertenencias, alguien se me acerca para decirme en voz baja, poniéndome la mano en el hombro: "Es verdad lo que dices, pero en el fondo ¿qué es lo que te sientes?".
Durante mucho tiempo esa insistente pregunta me hacía sonreír. Ya no, pues me parece que revela una visión de los seres humanos que está muy extendida y que a mi juicio es peligrosa. Cuando me preguntan qué soy "en lo más hondo de mí mismo", están suponiendo que "en el fondo" de cada persona hay sólo una pertenencia que importe, su "verdad profunda" de alguna manera, su "esencia", que está determinada para siempre desde el nacimiento y que no se va a modificar nunca; como si lo demás, todo lo demás -su trayectoria de hombre libre, las convicciones que ha ido adquiriendo, sus preferencias, su sensibilidad personal, sus afinidades, su vida en suma-, no contara para nada. Y cuando a nuestros contemporáneos se los incita a que "afirmen su identidad", como se hace hoy tan a menudo, lo que se les está diciendo es que rescaten del fondo de sí mismos esa supuesta pertenencia fundamental, que suele ser la pertenencia a una religión, una nación, una raza o una etnia, y que la enarbolen con orgullo frente a los demás.
Los que reivindican una identidad más compleja se ven marginados. Un joven nacido en Francia de padres argelinos lleva en sí dos pertenencias evidentes, y debería poder asumir las dos. Y digo dos por simplificar, pues hay en su personalidad muchos más componentes. Ya se trate de la lengua, de las creencias, de la forma de vivir, de las relaciones familiares o de los gustos artísticos o culinarios, las influencias francesas, europeas, occidentales, se mezclan en él con otras árabes, bereberes, africanas, musulmanas... Esa situación es para ese joven una experiencia enriquecedora y fecunda si se siente libre para vivirla en su plenitud, si se siente incitado a asumir toda su diversidad; por el contrario, su trayectoria puede resultarle traumática si cada vez que se confiesa francés hay quienes lo miran como un traidor, como un renegado incluso, y si cada vez que manifiesta lo que lo une a Argelia, a su historia, su cultura y su religión es blanco de la incomprensión, la desconfianza o la hostilidad.
La situación es aún más delicada al otro lado del Rin. Pienso en el caso de un turco que nació hace treinta años cerca de Fráncfort y que ha vivido siempre en Alemania, cuya lengua habla y escribe mejor que la de sus padres. Para su sociedad de adopción, no es alemán; para su sociedad de origen, tampoco es un turco auténtico. El sentido común nos dice que debería poder reivindicar plenamente esa doble condición. Pero nada hay en las leyes y en las mentalidades que le permita hoy asumir en armonía esa identidad compuesta.
He puesto los primeros ejemplos que me han venido a la cabeza, pero podría haber citado muchos otros. El de una persona nacida en Belgrado de madre serbia y padre croata. El de una mujer hutu casada con un tutsi, o al revés. El de un norteamericano de padre negro y madre judía...
Son -pensarán algunos- casos muy particulares. No lo creo, sinceramente. Las personas de esos ejemplos no son las únicas que tienen una identidad compleja. En todos nosotros coinciden pertenencias múltiples que a veces se oponen entre sí y nos obligan a elegir, con el consiguiente desgarro. En unos casos, la cuestión es, de entrada, evidente, pero en otros casos hay que hacer un esfuerzo para reflexionar con más detenimiento.
En la Europa actual, ¿quién no percibe una tensión, que de necesidad va a ser cada vez mayor,entre su pertenencia a una nación multisecular -Francia, España, Dinamarca, Inglaterra... - y su pertenencia a la unión continental que se está construyendo? ¿Y cuántos europeos sienten también, desde el País Vasco hasta Escocia, que pertenecen de una manera poderosa y profunda a una región, a su pueblo, a su historia y a su lengua? ¿Quién, en Estados Unidos, puede pensar en el lugar que ocupa en la sociedad sin remitirse a sus lazos con el pasado, sean africanos, hispánicos, irlandeses, judíos, italianos, polacos o de otro origen?
Dicho esto, no tengo inconveniente en admitir que los primeros ejemplos que he puesto sí son en cierto modo particulares. Todos ellos se refieren a personas con unas pertenencias que hoy se enfrentan violentamente; son de alguna manera personas fronterizas, atravesadas por unas líneas de fractura étnicas, religiosas o de otro tipo. Debido precisamente a esa situación, que no me atrevo a llamar "privilegiada", tienen una misión: tejer lazos de unión, disipar malentendidos, hacer entrar en razón a unos, moderar a otros, allanar, reconciliar... Su vocación es ser enlaces, puentes, mediadores entre las diversas comunidades y las diversas culturas. Y es justamente por eso por lo que su dilema está cargado de significado: si esas personas no pueden asumir por sí mismas sus múltiples pertenencias, si se les insta continuamente a que elijan un bando u otro, si se las conmina a reintegrarse en las filas de su tribu, entonces es lícito que nos inquietemos por el funcionamiento del mundo.
Si se las "insta" a elegir, si se las "conmina" -decía-. ¿Quién las conmina? No sólo los fanáticos y los xenófobos de todas las orillas: también tú y yo, todos nosotros. Por esos hábitos mentales y esas expresiones que tan arraigados están en todos nosotros, por esa concepción estrecha, exclusivista, beata y simplista que reduce toda identidad a una sola pertenencia que se proclama con pasión.
¡Así es como se "fabrica" a los autores de las matanzas! -me dan ganas de gritar-. Es ésta una afirmación un poco radical, lo reconozco, pero trataré de explicarla en las páginas que siguen."

(También se lo dedico, aunque nunca podrán leerlo en español, a mis amigos, Vasili, libanés cristiano de origen griego, y a Alexandra, serbia de padre serbio y madre croata. Ambos padecieron y padecen las atroces consecuencias de los nacionalismos de sus países.)

Saludos

Oroel dijo...

A Peperro

¿El PP es una ultraderecha xenófoba? Me lo explique. Porque a mí me parece que el PP es un partido perfectamente hologable con cualquier otro partido de la derecha europea. Ya está bien de clichés e ideas preconcebidas.

Ruby Marmolejo dijo...

'Es muy triste, sobre todo porque aquí llevamos muchos años con nuestra identidad española y mallorquina sin problemas, pero hay quienes se empeñan en romper la convivencia'

Probablemente fuera el Pp quien intentara acabar con la identidad mallorquina, obteniendo como respuesta justo lo contrario.

ERC y BNG son dos partidos totalmente democráticos, aislar a un partido porque NO te gusten sus postulados (más aún cuando necesitas sus votos) es de partidos con un gran déficit de democracia interna.

Creo que se consigue más tendiendole la mano al que piensa diferente, que dándole una patada en el culo y marginándolo.

'Porque a mí me parece que el PP es un partido perfectamente hologable con cualquier otro partido de la derecha europea'

¿Tu nos tomas por imbéciles o estás siendo sarcástico? (También cabe la posibilidad de que oroel sea tan sumamente ingenuo y pardillo como para creerse lo que escribe?)

peperro dijo...

Oroel:

El PP es homologable, a la derecha de Bush, de Jean-Marie Le Pen, de Lech y Jaroslaw Kaczynski y de Joerg Haider entre otros.

El Supremo, controlado por Bush, castiga a los negros. Y este, dicen que es el más moderado.

munari dijo...

Miguel Hidalgo, el juez que condenó a penas de entre tres y cinco años de prisión a tres policías por el caso Bono, perteneció a la Brigada Político Social (BPS) de la policía en los últimos años del franquismo, es decir formó parte del aparato de represión de rojos, masones y separatistas montado por el dictador.

Esta es la gente liberal del PP, digna de la dictadura que nos espera si ganan las proximas elecciones.

Daniel dijo...

# Calandria:
De nuevo gracias. Es un lujo contar con tus aportaciones en este blog. Me haré con el libro de Maalouf, la verdad es que solo he leido de él "Léon l´Africain", aunque me gustaría hincarle el diente al de las cruzadas vistas por los árabes.

# Ruby:

Dices: "Creo que se consigue más tendiendole la mano al que piensa diferente, que dándole una patada en el culo y marginándolo."

Justo lo que hace tu partido, el PSOE, los pactos del Tinell, etc.

Y dices también: "ERC y BNG son dos partidos totalmente democráticos". Mira, los gallegos no sé, pero la historia de ERC pone los pelos de punta a cualquier demócrata de buena fe. No quiero ni pensar de qué serían capaces de hacer en Cataluña estos si ganasen con mayoría absoluta. Lo que es seguros es que habría una conselleria de limpieza étnica y lingüística.

# pardall:
No, no lo digo. A mí, que el PP pacte con naZionalistas me parece igual de triste.

# oroel:
No tienes que pedir permiso. Sírvete tú mismo, amigo.

# persio:
Brassens nunca fue de izquierdas, aunque la izquierda quiso apropiarse de él y de su obra. Pero el gabacho anarca siempre llo tuvo claro: individualismo y libertad. Casi se podría decir que era más cercano a la ideología liberal que, desde luego, a la comunista.

El Cerrajero dijo...

Me cuesta mucho entender la especie de maldición que pesa sobre España con esta tendencia a generar tarados nazional-sociali$tas.

De hecho no lo entiendo nada de nada, más allá de la 'justificación' que tienen el puñado que se enriquecen inventándose tribus para luego ser ellos los caciquillos.

Ruby Marmolejo dijo...

'Justo lo que hace tu partido, el PSOE, los pactos del Tinell, etc'

Juass, juass, ¿pero tu sabes exactamente cual era el proposito de ese pacto y donde se aplicaba?

'Mira, los gallegos no sé, pero la historia de ERC pone los pelos de punta a cualquier demócrata de buena fe'

De nuevo estás justificando el Franquismo al restarle importancia y gravedad a sus crímenes Daniel.

¿Hay algo que pongo más los pelos de punta que el presidente y fundador de un partido haya sido un ministro de una dictadura que se hartó de firmar sentencias de muertes a gente inocente?
¿Acaso has olvidado quienes fueron los fundadores del Pp?
Encima luego os preguntais porqué la izquierda tenemos la superioridad moral para insultaros o escupiros a la cara cuando queramos.

Estos son los fundadores del Pp, sin embargo a Daniel le ponen los pelos de punta los de ERC ¡MANDA GUEVOS!:

1) MANUEL FRAGA IRIBARNE.

-Ministro de Información y Turismo FRANQUISTA, 1962-69.

-Embajador de FRANCO en Londres 1973.

Nunca ha admitido obligación alguna de retractarse por su participación en la Dictadura.

2) LAUREANO LÓPEZ RODÓ.

-Secretario General Técnico de la Presidencia 1956.

-Comisario del Plan de Desarrollo 1962.

-Ministro sin cartera 1965.

-Ministro de Asuntos Exteriores de FRANCO 1973.

3) FEDERICO SILVA MUÑOZ.

-Ministro de Obras Públicas 1965-73.

4) LICINIO DE LA FUENTE.

-Ministro de Trabajo 1969-75.

5) CRUZ MARTÍN ESTERUELAS.

Ministro de Educación 1974-75.

6) ENRIQUE THOMAS DE CARRANZA.

-Secretario General Técnico del Ministerio de Asuntos Exteriores.

7) GONZALO FERNÁNDEZ DE LA MORA.

-Ministro de Obras Públicas 1973.

A ellos hemos de sumar otros ILUSTRES FRANQUISTAS, caso de ARIAS NAVARRO, ÚLTIMO PRESIDENTE FRANQUISTA.

Ruby Marmolejo dijo...

Cerrajero, no se como te atreves a aparecer por este hilo que va sobre los imbéciles y las banderas, elementos ambos que aparecen en el dibujo de tu nick (el imbécil y la bandera).

Pere dijo...

Ruby, eres un poquito suelta, siempre ofendiendo a l gente.
Deja a Cerrajero y su bandera en paz. No le llegas a la suela del zapato.

Jonatan García dijo...

Hola Dani:
Como ya sabes soy catalán, me siento catalán y catalanista...pero también español y orgulloso de serlo.
Siempre he creido que los nacionalismos moderados no perjudican a nadie, sino que aportan a la suma de todos.
El problema son los nacionalismos excluyentes y radicales, tanto sean vascos, catalanes o gallegos (o de otras comunidades, que ahora intentan ser naciones), pero nunca olvides, que el nacionalismo español tb es peligroso...peligrosísimo (ya ves que pasó la última vez...)
1saludo

draco dijo...

Realmente bueno.

Lo único malo lo de "la izquierda tenemos la superioridad moral para insultaros o escupiros a la cara cuando queramos".

Me pasa lo mismo: Yo también me siento legitimado para insultar y escupir. Solo que no lo suelo hacer, pero igual empiezo un día de estos.

Un abrazo.

Herodoto 2.0 dijo...

Resulta curioso ver cómo la izquierda clama contra el nacionalismo español (ya sabemos que les da repelús la bandera de España) como si fuera el Demonio y sin embargo se muestra la mar de comprensivo y afectuoso con los nacionalismos vascos, catalán y gallego. Esas banderas no les molestan.

Por favor, un poco de coherencia y, si esto es mucho pedir, al menos un poco de vergüenza.

Oroel dijo...

A Peperro:

"El PP es homologable, a la derecha de Bush, de Jean-Marie Le Pen, de Lech y Jaroslaw Kaczynski y de Joerg Haider entre otros".

Impresionante lo tuyo, axiomáticamente, sin demostración. ¿Y en la Cámara de Estrasburgo en qué grupo se integra el PP?

Oroel dijo...

A Ruby:

Si hay aquí algo que no es homologable a los partidos equivalentes europeos es el PSOE. Pensemos en la socialdemocracia europea o en el laborismo británico. Estoy tratando de imaginarme a algún miembro de estos partidos acompañando a Zerolo el día del orgullo gay (¿viste el eslógan del papelito que llevaba: Aquilino, métete un pepino?) y no puedo. ¿Y hay en Europa algo homologable al PNV, ERC o Batasuna? Para ingenuidades...