PAISSE (paisse@yahoo.es)

"¿No ves que la finalidad de la Neolengua es limitar el alcance de del pensamiento?" (1984, George Orwell)

09 septiembre 2008

Los franceses de Cabrera


El 19 de julio de 1808, tras la victoria de Bailén, el ejército del general Castaños hizo prisioneros a miles de soldados napoleónicos, que fueron hacinados en los muelles de Sanlúcar durante varios días, bajo el compromiso de ser repatriados a Francia. El Gobernador de Cádiz decidió no respetar el acuerdo y embarcarlos en ocho navíos con destino a Canarias y Baleares. Pocos días después, unos 9.000 prisioneros franceses fueron abandonados a su suerte en Cabrera. La isla, a escasos kilómetros al sur de Mallorca, era una cárcel de la que no había manera de escapar, un desierto sin agua ni comida.

He estado dos veces en Cabrera. Está a una media hora en una pequeña embarcación desde la Colonia de Sant Jordi. La costa mallorquina no parece estar lejos, pero las fuertes corrientes hacen imposible ganarla a nado. Seguramente aquellos prisioneros franceses lo intentaron sin éxito, sobre todo cuando la desesperación se apoderó de ellos. La historia de los prisioneros franceses en Cabrera es desconocida para el gran público, incluso para los propios franceses. Las pocas atracciones de la isla, aparte de su belleza natural y su valor ecológico, son el pequeño castillo en ruinas, el modesto museo arqueológico, las casas de los pescadores, el cementerio y la "cruz de los franceses", único testimonio de una cruda e impresionante historia.

Al principio del cautiverio, cada cuatro días un bergantín español llegaba con víveres para los confinados. Los escasos recursos de la isla, algunos conejos y lagartijas, se acabaron rápidamente. Algunos empezaron a comer hierbas silvestres e insectos, e incluso se dieron casos de antropofagia (existe una leyenda sobre una cueva de la isla utilizada como trampa para atraer incautos bajo la promesa de alimento, donde eran asesinados y devorados por sus compatriotas).

El 18 de julio de 1809 , el cura Damián Estelrich, llega a la isla como respuesta a una petición que han hecho los oficiales franceses prisioneros que intentan mantener la dignidad de sus tropas. Encuentran montañas de esqueléticos cadáveres. Comienzan por incinerar a los muertos, después les proporcionarán picos y palas para construir un cementerio. El hambre hace estragos, pero lo más terrible es la sed. Cientos de hombres esperan el turno en la inmensa cola ante el chorrito de la fuente que han localizado en el interior de la isla.

La primera evasión la protagonizarán cuarenta marinos de la guardia francesa, a los que les ha correspondido en un sorteo el intentarlo. Logran distraer a los españoles, que vienen con la ración, gracias a una pelea simulada. Los franceses toman la chalupa con el patrón español a bordo para que no les disparen. Consiguen llegar a Mallorca pero finalmente son capturados y ejecutados.
Los franceses se organizan en la isla: Forman un Consejo que principalmente reglamenta la pesca y la distribución de los escasos alimentos además de construir precarias cabañas cerca del puerto. También castiga ejemplarmente a los ladrones. Este mínimo orden se rompe en 1810, tras otro intento de fuga que se saldó con el asesinato de algunos marineros españoles. La represalia de las autoridades fue brutal: El barco de los víveres no aparece durante diez días, lo cual supone la muerte por inanición de cientos de prisioneros.

Los enfermos y los locos (no son pocos los que acabarán perdiendo el juicio) son confinados en una de la grutas de la isla. Los supervivientes se buscan la vida: reproducen a las ratas para no exterminarlas completamente y seguir alimentándose de ellas o comercian con los pescadores mallorquines intercambiando sal marina por alimentos. Trazan "calles" e incluso instituyen una plaza lpública a que llaman "Palais Royal", donde se discuten los asuntos importantes y se celebran representaciones teatrales.
En 1812, cuando parecía imposible que la situación de los confinados pudiera empeorar, el gobernador Baltasar es designado para poner orden en la isla-prisión: Elimina de un plumazo al Consejo, somete a los débiles prisioneros a trabajos forzados y ordena ejecuciones ejemplares para hacer desistir al resto de cualquier intento de fuga. Nuevos contingentes de prisioneros llegan y sustituyen a los muertos. La pesadilla continúa.

El 16 de mayo de 1814 sólo quedan en la isla tres mil hombres. Una goleta maniobra ante la entrada del puerto, como si quisiera entrar en la bahía, ante tres mil hombres que no esperan nada. Los marinos arrían las velas y echan el ancla. Un oficial de la goleta grita a través de una bocina: "¡Libertad para los prisioneros!" El embarque se organiza en pocos días. Todas las construcciones de los prisioneros serán pasto de las llamas y toda la huella o recuerdo de aquel inhumano cautiverio quedarán borrados.

El gobierno francés erige en 1847 un monolito en la isla para recordar lo sucedido. Una estela de granito donde se lee: "A la mémoire des Français á Cabrera". A principios del siglo XX España devolvió los restos de los fallecidos al gobierno francés. Aun se pueden leer en algunas rocas de la isla inscripciones hechas por aquellos desgraciados, como la de la foto de abajo.

Leed, leed malditos:
- Les Grognards de Cabrera, de Pierre Pellissier y Jérome Phelipeau (1979)
- The prisoners of Cabrera: Napoleon´s forgotten soldiers, de Denis Smith (2001)
...

32 comentarios:

ludwig dijo...

Me parece muy bueno este post, muy interesante y con una buena narrativa.

Ahora, me gustaría que se aplicara el cuento ,todo aquel que critica lo de la memoria histórica, porque aunque duela ,todo el mundo tiene derecho a conocer su historia.

También he de señalar que este artículo tuyo pone en evidencia a todos aquellos que ponen a los franceses de aquellos tiempos verdugos y a los españoles como víctimas ,cuando lo único que pretendían era introducir en España la Ilustración.

Aguador dijo...

Ludwig...

1.- "Me gustaría que se aplicara el cuento todo aquél que critica lo de la memoria histórica".

Hoy la gente medianamente informada sabe que lo de la memoria histórica sólo ha servido para dos cosas:

a) Reabrir sentimientos que en principio se enterraron en 1980. Hubo entonces un acto de reconciliación nacional (puedes tirar de hemeroteca, hijito) y Carrillo no dijo ni mu, así como ahora está tan "guerracivilista" (normal: sabe que Garzón no le empapelará por lo de Paracuellos).

b) Inyectar algo de dinero en las maltrechas finanzas de Izquierda Hundida, así como una propinilla a los nacionalistas por su apoyo al Gobierno.

Pero claro: a tí te da pie para mezclar churras con merinas, cómo no...

2.- "Este artículo tuyo pone en evidencia a todos aquellos que ponen a los franceses de aquellos tiempos verdugos y a los españoles como víctimas, cuando lo único que pretendían era introducir en España la Ilustración".

Me parto de la risa. "Extender la Ilustración". ¿Qué necesidad tenían de utilizar las armas? Ah, claro: eran hommes de paix. Para eso no hace falta invadir un país. Me parece muy bien que te definas como "afrancesado", como la Voguemomia, pero eso no te autoriza a soltar la sandez que estoy comentando.

Por supuesto que en la guerra hubo "buenos" y "malos" en ambos bandos, pero la razón principal de la entrada en España de las tropas napoleónicas fue extender el Imperio napoleónico. En cuanto a lo de la "Ilustración"... bien, básicamente crearon logias masónicas. Quizá no se ha estudiado suficientemente, pero no me extrañaría que esas logias tuviesen que ver algo en el siglo más turbulento de nuestra historia reciente: el XIX.

ludwig dijo...

¿Qué necesidad tenían de utilizar las armas? Ah, claro: eran hommes de paix.

Te contradices tu mismo.
Por un lado los defiendes con este artículo y por otro lado los atacas.

La historia de España está llena de capítulos oscuros ,y el que has citado tú es uno más.

Seguramente te parecerá una tontería eso de la ilustración y seguramente sugieres que sería mejor volver a la era feudal ,donde la justicia se ejercía a través de la hogera de la inquisición para los que discrepan de un régimen.
Seguramente tu aplaudirás la llegada del rey felón Fernando VII y la restauración de la inquisición.

La ilustración fué un intento de frenar los abusos de poder de los oligarcas que sometían a los ciudadanos como a esclavos . Tras la ilustración vino el liberalismo ,a continuación las corrientes progresistas como el marxismo (ese que tanto odio le tienes) y todas esas corrientes progresistas que consiguieron que los ciudadanos tuvieran una vida mejor.

Ruby Marmolejo dijo...

'Seguramente tu aplaudirás la llegada del rey felón Fernando VII y la restauración de la inquisición'

Exactamente ludwig, ¿que sentimientos o humanidad se puede esperar de aquellos que están orgullosos del vivan las caenas?

La comunidad de Madrid (Pp) ha celebrado fastuosamente aquella fecha.

Geshcann dijo...

Muy interesante el artículo. Enhorabuena.

Aguador dijo...

Ludwig...

"Seguramente"...

Seguramente no tienes ni idea de lo que yo pienso acerca de la guerra de la Independencia (que aquí llaman del Francés, como si en Cataluña los catalanes no hubieran luchado como españoles contra los franceses)...

Seguramente, piensas que los españoles no teníamos derecho a defendernos de una invasión militar.

Seguramente, no sabes que yo pienso que Fernando VII es uno de los peores reyes (si no el peor) que ha sufrido España, y que ojalá el pueblo se hubiese dado cuenta del bergante por el que luchó contra los franceses.

Seguramente, crees que yo voy a tragarme la milonga progresista ésa. Lo que el marxismo y su estructuración como régimen político (a partir de Lenin y no antes) han conseguido es que millones de ciudadanos pasaran y pasen a mejor vida.

Para Ruby:

Falso. Lo que la Comunidad celebró "fastuosamente" fue el Motín de Aranjuez, por el cual EL PUEBLO se levantó contra unos reyes que permitieron la invasión francesa.

(Ruby y sus Rubytos como siempre: no dan una...)

ludwig dijo...

Ya que hablas de invasiones :
¿ Que es peor ?

1) Una invasión para instaurar en España un estado de libertades ,implantar una constitución y crear academias de las ciencias y las letras dentro de lo que constituía la Ilustración para que los ciudadanos se liberaran de las cadenas del Clero y la Oligarquía.
Algo así como crear una Unión Europea dos siglos antes

2) Una invasión de un general felón ,y una cohorte extranjera de fascistas y mercenarios moros con la intención de retroceder en libertades y logros sociales ,con la finalidad de hundir a España en la miseria y la ignorancia para el lucro de unos oligarcas.

Aguador dijo...

La sandez que acabas de decir te acredita a todos los efectos como un troll:

¿QUÉ COJONES TIENE QUE VER LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA CON LA GUERRA CIVIL?

Corta el rollo porque por ahí no vas nada bien.

Si es que los Rubytos no tenéis remedio...

ludwig dijo...

QUÉ COJONES TIENE QUE VER LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA CON LA GUERRA CIVIL?

No es tan disparatada la comparación.

Las dos fueron guerras contra un invasor.

lo que les diferencia es:

-En el caso de la guerra de independencia contra los franceses, la contraofensiva triunfa y los efectos son peores que la invasión en sí

- En el caso de la guerra contra el invasor fascista ,no triunfa y se vuelve a una época oscura.

Aguador dijo...

Ludwigcito...

Tu obsesión con Franco es de psiquiatra. Y si no lo es, es que estás tratando de porculizar. Así que si es lo segundo, ve a otro sitio.

Alejandro dijo...

Lo de insinuar que la Guerra Civil fue una invasión. Que había una sociedad feliz y tranquila y que vinieron unos señores DE FUERA a acabar con aquello es una falsedad tan grande, una tergiversación tan absoluta de los hechos, que me sorprende incluso en ti.

El mismo concepto de Guerra CIVIL lleva implícito que fue una Guerra de españoles contra españoles. Y los miles de muertos españoles del bando "nacional" así lo atestiguan. Y luego hablais de respeto a las víctimas, pero claro esos eran los malos y no merecen ningún respeto. Pues eran españoles como tú y como yo, no venían de ninguna parte y supongo que la gran mayoría lucharon por unos ideales que creian justos y buenos. (Aunque ahora la gran mayoría sabemos que estaban equivocados).

INSULTAS A LAS VÍCTIMAS. Víctimas de la guerra, de fusilamientos y de torturas. Porque se sabe positivamente que las hubo en ambos bandos (aunque unos estuvieran poseidos por la RAZÓN y la VERDAD y por lo tanto exentos de toda culpa)

Nadie en este blog JAMÁS, (que yo haya leido) ha insultado a la memoria de las víctimas del bando republicano como lo has hecho tú.

Y lo peor es que lo sabes perfectamente, pero no dudas (no dudais) en montaros vuestra película falsa y sectaria y repetirla una y otra vez hasta que todo el mundo crea en España que vino DEL EXTRANJERO un señor con tropas EXTRANJERAS a acabar con la idílica e intachable república con la que todo el mundo estaba de acuerdo y vivía feliz hasta que llegó la INVASIÓN.

De verdad, ¿no sientes a veces ni siquiera un poquito de verguenza ante tanta mentira y manipulación?
¿O llega a tanto la comedura de coco que te crees tu propia película?

¿Y no habías dicho en alguna parte que parte de tu familia combatió en el bando "nacional"? ¿Eran extranjeros acaso? ¿No combatieron por lo que creian que era bueno y justo? ¿O eran TODOS Y CADA UNO intrínsecamente MALVADOS?

Alejandro dijo...

Y es que uno no puede estar más en contra de Franco y de lo que significó, pero es que ante tanta mentira y tanta manipulación...

El problema es que, para algunos, la guerra sigue, y están en uno de los bandos.

Otros en cambio, somos concientes de que aquella guerra terminó hace mucho y tratamos, con un mínimo de objetividad, de saber lo que pasó. Porque comprender algo, entender sus causas y mecanismos, es la mejor forma de que no se repita.

Pero Ludwig y compañía no tratan de entender, comprender ni de saber. Porque como siguen anclados en la guerra tratan de DERROTAR aunque sea moralmente, y para ello mienten y tergiversan (en la guerra todo vale), extienden a bombo y platillo toda información favorable a su bando y niegan, ocultan, minimizan y desprestigian toda opinión contraria. Son sus armas.

Porque no les interesa saber LA VERDAD, les interesa ganar moralmente una guerra que terminó hace mucho tiempo con un resultado que no les gusta (y a mi tampoco, de paso, pero yo entiendo la diferencia entre la HISTORIA y la militancia)

Y por si alguien lo duda, creo firmemente (es mi opinión) que a España le hubiera ido mejor si hubiera ganado el bando republicano. Y mejor todavía si los golpistas se hubieran quedado en casa, pero:

1. Sé que hay gente que no opina como yo y que tienen razones históricas para basar su opinión. Y aunque yo crea que están equivocados, tengo que respetar su opinión y sobre todo sus personas. Porque yo soy DEMÓCRATA.

2. Mi opinión está forjada a posteriori, sabiendo muchas cosas que la gente de entonces no sabía. Muchos ESPAÑOLES creyeron que la república era un régimen pernicioso y cuasi dictatorial y que lo que representaban los golpistas era mejor. Lo pagaron con creces y eso que ganaron (los perdedores lo pagaron mucho más, claro) pero en el momento de decantarse (y dar la vida) por su bando me resulta difícil no creer en la buena fe de, al menos, la gran mayoría.

ludwig dijo...

Pues eran españoles como tú y como yo, no venían de ninguna parte

¿Como que de ninguna parte ?

¿De donde venían los aviones que masacraron a la población civil, como en Guernika y en Madrid?

¿De donde venían lo destructores que desde el mar bombardeaban a los civiles que escapaban de Malaga e iban en dirección a Almería, y que murieron mas de 9000 civiles?

¿De donde venían los mercenarios moros que masacraban civiles y violaban mujeres?

¡ A ver si te documentas un poco más sobre la guerra civil, Alejandrito, que veo que estas muy verde !

Aguador dijo...

Amigo Alejandro:

No entres al trapo en su argumentación guerracivilista. La van a usar cualquiera que sea el tema. Ya ves tú lo que tiene que ver la guerra de la independencia con la guerra civil. Y ellos (los Rubytos) erre que erre. Es absolutamente imposible que si tuvieran dos dedos de frente se creyesen sus mentiras, pero está claro que: a) les han lavado el cerebro y b) les pagan para que en los blogs que ellos identifican como "enemigos" vomiten consignas progres vengan a cuento o no.

Por todo lo cual es absolutamente inútil razonar con ellos. Tienen el rollo mejor aprendido que los testigos de Jehová. Es una total y absoluta pérdida de tiempo intentar convencerlos de que están equivocados. Y de demócratas, como has podido comprobar en algunos comentarios suyos, tienen lo que nosotros dos de físico nuclear...

Saludos,
Aguador

Alejandro dijo...

Y las brigadas internacionales ¿de donde venían?

El hecho de que potencias extranjeras intervinieran (cosa muy normal en un pais europeo y del tamaño e importancia de España) no quiere decir que no fuera fundamentalmente una guerra ENTRE ESPAÑOLES. Y lo sabes perfectamente.

Querer negar esa realidad es, si no mentir directamente, sí tergiversar y manipular.

Alejandro dijo...

Oye Aguador, lo de físico nuclear lo dirás por ti, porque yo, casualmente...

¿no se me nota?

Y sí tienes razón. Lo de la Guerra Civil llega a ser una obsesión casi patológica, pero si no, ¿de que hablar? ¿Del "brillante" discurso de ZP de hoy contra la crisis? ¿Del vergonzoso toma y daca que se han montando entre PSOE y PP con el CGPJ? ¿Del desastre de la financiación autonómica? ¿De la recesión en España que ya augura la UE y que nuestro presi sigue negando ("son sólo previsiones")

Les conviene y mucho, hablar de Franco. Es lo que más nos preocupa ahora mismo a los españoles.

A mi personalmente me quita el sueño...

Alejandro dijo...

Si lees ahora mismo el blog favorito de estos muchachos están centradísimos en Franco y la memoria histórica y en las elecciones americanas.

De la España actual, lo justito ¿por qué será?

ludwig dijo...

Y las brigadas internacionales ¿de donde venían?

Alejandrito, hijo :

A ver si tengo que explicarte la diferencia ,entre Invadir y defenderse

y si no la sabes ,te lo explico en plan 'Barrio Sésamo'

Alejandro dijo...

Sigue con tu rollo de la invasión. Diles a los hijos y nietos de los cientos de miles de españoles que lucharon en el bando nacional que estaban invadiendo SU PROPIO PAIS.
Pero claro, como eran "los malos" supongo que no merecen ser llamados españoles. Supongo que eres tú y tus colegas los que teneis la autoridad moral como poseedores de LA VERDAD ABSOLUTA para decidir quien es un auténtico español y quien un extranjero invasor (aunque haya nacido en Albacete), igual que haceis repartiendo títulos de demócrata o no demócrata a quien os parece.

Y ya vale, que esa guerra a mi me pilla muy lejos y el tema me aburre. Entre la lista de mis prioridades y preocupaciones está muy muy abajo.

Si esa es tu preocupación principal con la que está cayendo, pues adelante. A mi me interesan mucho más otros temas. Casi todos, de hecho.

ludwig dijo...

Diles a los hijos y nietos de los cientos de miles de españoles que lucharon en el bando nacional que estaban invadiendo SU PROPIO PAIS.

Y eso es así, estuvieron invadiendo su propio país.

Otra cosa muy diferente es la responsabilidad de cada uno, pues mientras los generales golpistas tuvieron una responsabilidad máximo, en cambio el pobre miliciano que no le quedó mas remedio que unirse al ejercito invasor porque vivía en zona nacional y si desertaba le fusilaban, tendrá muy poca responsabilidad o ninguna(como pasó a algún familiar mio)

Alejandro dijo...

Vale, ahora resulta que uno puede invadir su propio pais. (¡¡¡¿¿¿¿)

Y también resulta que, mientras que los que lucharon en el bando republicano lo hicieron voluntariamente, los que lucharon en el otro bando lo hicieron TODOS obligados. El pueblo en masa se alzó contra la "invasión" y los que no lo hicieron es porque no pudieron.

Pero, de verdad, ¿tú te lees a ti mismo?

Pues mira, vale, te doy la razón, la II república fue un régimen maravilloso de concordia, paz y felicidad donde todos los españoles vivían contentos, pero había un señor muy malo que no podía soportar tanta felicidad y entonces se fue al extranjero a reclutar un ejército de alemanes, italianos y moros tan malos como él para invadir España. Y de paso obligó a unos pobres españoles a combatir en su bando (aunque también le odiaban, claro). Y aunque el pueblo español de forma unánime y sin fisuras se alzó contra el invasor, fueron conquistados por el ejército extranjero de ocupación.

¿Era así la cosa, no? Pues vale, bien, PERO DEJA DE DAR EL COÑAZO. Me importa un bledo. ¿Te das cuenta de que vaya de lo que vaya el post sacais a Franco a relucir? Ya hace poco lo hizo Ruby en un post que TAMPOCO TENIA NADA QUE VER.

Una de tres, o teneis una obsesión enfermiza, o es vuestra manera de distraer la atención de los VERDADEROS problemas, o bien os sentís legitimados de alguna extraña manera: "Como odio a Franco tengo más razón y soy más guay que nadie".

Pues mira yo odio a Franco tanto como odio a Napoleón, Gengis Khan o Newton (y eso que inventó el cálculo diferencial, que ya le vale) e influye en mi vida tanto como ellos.

Y no eres ni más demócrata que yo, ní más listo ni más guapo, ni más guay.

Aguador dijo...

Amigo Alejandro:

Dije lo de "físico nuclear" porque es algo que para alguien de Letras como yo, esa rama del saber me queda a muchos años luz. En todo caso, sustituye "físico nuclear" por "cirujano vegetal" o "biólogo abisal"...

xDDDDDDDD

Saludos,
Aguador

Alejandro dijo...

Que no hombre, que era broma. Que no soy físico nuclear y entiendo de eso más o menos lo que tú (me imagino).

Yo también uso a veces esa comparación.

Aguador dijo...

Amigo Alejandro:

Pues ya ves tú lo que puede saber un señor de Letras de física nuclear... nada de nada ;)

De otras cosas sí sé, pero de esa materia, como que no, jeje.

Saludos,
Aguador

ludwig dijo...

mientras que los que lucharon en el bando republicano lo hicieron voluntariamente, los que lucharon en el otro bando lo hicieron TODOS obligados.

¿ He dicho yo la palabra TODOS ?

o ¿ Simplemente he dicho que el que no se inscribía en el ejército de Franco era ejecutado ?

¿ Le quedaba a alguien otra opción ?

¿ Tu crees que daban a alguien la opción de marcharse a territorio republicano si no estaban de acuerdo con el golpe de estado ?

Eres un ingenuo, Alejandrito

Ya sé que me vas a venir ahora con tus argumentos típicos de que las cosas no son blanco ni negro.

Ah , y digas tú lo que digas ,el general felón organizó una invasión contra España ,que además se sirvió del fascismo de Hittler y Mussolini (que también le tenían ganas al gobierno de la república por su talante antifascista)

Ah, y aunque me jures y me perjures que eres de izquierdas, por tu forma de expresarte denotas estar mas a la derecha de lo que es posible.

Alejandro dijo...

"¿ He dicho yo la palabra TODOS ?.Simplemente he dicho que el que no se inscribía en el ejército de Franco era ejecutado. ¿Le quedaba a alguien otra opción?"

O sea que TODO el que luchó en el ejército franquista era porque si no era ejecutado. Porque a NADIE le quedaba otra opción.

No has nombrado la palabra TODOS, pero está implícita en tu frase. Según tú NADIE (ningún español) luchó voluntariamente en el bando franquista.

Me parece bien que creas eso, pero que desconozcas las más elementales reglas de la lógica ni del lenguaje...

Tú puedes creer la versión que quieras, yo creo otra levemente diferente. Eso no es ser de derechas. Al igual que el repetir como un loro "general felón" no te vuelve de izquierdas. Y te recuerdo que fueron los impresentables de tus amigos los que, cuando se cansaron de llamarme facha-Pepero pasaron a lo de "ultra-marxista".

Lo que creas de como ocurrieron hechos pasados no te convierte en de derechas o izquierdas, es una cuestión de HISTORIA, no de ideología. Incluso el que yo crea que las cosas ocurrieron así no significa que me gusten ni que esté de acuerdo. Porque yo hablo de HECHOS y de OBJETIVIDAD, no de como me hubiese gustado que fuesen las cosas.

Y volviendo a lo de antes, lo que define a las derechas o a las izquierdas no es la versión que se crean de un determinado acontecimiento histórico, sino de las soluciones que proponen para el futuro. O sea, en el caso de ZP, ninguna. Pero, claro, como es de izquierdas...

Aimeric dijo...

Hemos dejado a los franceses comiendo brotes de pino y hemos derivado en una discusión absurda en torno al "yo soy más listo que tú y cuando manden los míos te vas a enterar".
Ya no me cabe ninguna duda: así no vamos a ninguna parte... o igual acabamos la mitad confinados en Cabrera y la otra mitad guardando turno, que todo es posible, que aquí en Valencia sales a la calle y lo ves todo negro (y que conste que no es un chiste racista), ¡que cada vez somos menos!

Aguador dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aguador dijo...

recisamente ésa es la intención de los trolls progres, amigo Aimeric. Desviar la conversación hacia los temas "de siempre" en vez del tema que se propone, del que pocas veces tienen algo interesante que decir. En cambio, lo suyo es dar la matraca con las consignas, ya sea por cuenta propia o ajena. Y por desgracia, tienen éxito más de una vez, porque es difícil (aunque no imposible) sustraerse a su juego.

Saludos,
Aguador

Aimeric dijo...

Estos gañanes que se han hecho con el control del rebaño sólo conocen una consigna: o nos bailas el agua o despídete de la subvención.
Bueno, hay que admitir que la consigna funciona a la perfección porque previamente se han aplicado en crear una legión de paniaguados y apesebrados que harán lo que sea con tal de seguir recibiendo la dosis: la subvención, ¡eso es adicción y lo malo es que no tiene cura! Esta gente es irrecuperable. Ya puede hundirse el país, que ellos a lo suyo. Son once millones de españoles (o lo que sean, que igual da mientras voten PESOE) que volverán a repetir voto. O si no, al tiempo.
En otro orden de cosas. Enhorabuena por el artículo sobre los prisioneros de Cabrera. En lo mejor que he leído en español sobre este tema, siempre solapado. No todo son luces en la historia de las naciones, también hay sombras, aunque muy pocas pueden lucir una historia tan excepcional como la nuestra.

Daniel dijo...

Aimeric:
Gracias y bienvenido a este blog.

_lAural_ dijo...

Les presento el libro que se acaba de publicar:

Cuando el padre nos olvida
Los prisioneros de Cabrera en la Guerra de Independencia (1808-1814)

Autor: Gabriel Froger
Título original: Souvenirs de l’Empire. Les Cabrériens. Épisode de la Guerre d’Espagne.
Traducción de Laura García Gámiz.
Editorial: Objeto Perdido Ediciones; Lleonard Muntaner, Editor S.L.
Tl. 971 25 64 05 – Fax: 971 25 61 39
Páginas: 175
Precio: 17 €
ISBN: 978-84-15076-10-0
Fecha de impresión: 20 de octubre de 2010. Palma de Mallorca.

Mi afición por los libros antiguos me llevó a descubrir este ejemplar de mediados del siglo XIX: se trata de las memorias de un prisionero francés, uno más de entre los miles que fueron abandonados en Cabrera durante la Guerra de Independencia (1808-1814).
Conmovida por la experiencia de estos soldados cautivos, traduje el libro al castellano, pensando que se trataba de un trozo de historia que se quedó al margen y que el público en general desconoce. Creo que es justo sacarla a la luz, no solamente porque supone un complemento documental, sino también por el interés humano que encierra, al hacer un repaso de los valores personales en circunstancias extremas: amor y odio, solidaridad y crueldad, hermandad y supervivencia, profunda necesidad física y moral.
El protagonista empieza narrando el paso de las tropas francesas por los Pirineos, cómo atravesaron la península; la batalla y capitulación de Bailén, la marcha de los prisioneros hasta Cádiz, su estancia en los pontones; sigue con el traslado de las tropas hasta Mallorca, su estancia en Palma y posterior embarque hacia Cabrera, en donde pasaron seis años de miseria y dolor. Por último, Sébastien Boulerot describe cómo vivió los últimos meses con los oficiales en Ibiza para terminar con su liberación y posterior llegada a Marsella, en donde acaba la obra.
Se describen escenas terribles: agresiones físicas, torturas, canibalismo, sadismo, hambruna, locura… que contrastan con aquellas otras en las que el ser humano se supera gracias a la generosidad, la amistad, la valentía, el esfuerzo, el amor, la perseverancia, el ingenio… Todas ellas dignas de ser mezcladas y agitadas en la coctelera de un buen guión cinematográfico, aunque por desgracia, basado en la más cruda realidad.

Laura García Gámiz
Profesora de Lengua Francesa y Castellana y traductora.