PAISSE (paisse@yahoo.es)

"¿No ves que la finalidad de la Neolengua es limitar el alcance de del pensamiento?" (1984, George Orwell)

14 agosto 2010

La biblioteca infinita

Hay un relato muy famoso de Jorge Luis Borges llamado "La Biblioteca de Babel", en el cual se describe una biblioteca imaginaria que contendría todos los libros del mundo, los que se han escrito y los que se podrían escribir, partiendo de todas las combinaciones posibles de letras y palabras.
.
Pues bien, hace solo unos días que por fin recibí mi e-book, un Papyre 6.1 y desde entonces estoy poseído por la excitante sensación de tener acceso a esa biblioteca infinita (o casi infinita) a la que se refería Borges.
.
No es por hacer publicidad gratuita, pero estoy tan entusiasmado con el aparato que ya lo he recomendado vivamente a todos los adictos a la lectura que conozco. Les expongo todas las ventajas: miles de libros almacenados a tu disposición, la comodidad de acceder a ellos en casi cualquier formato, la opción de seleccionar el tamaño de la letra, la comodidad, el tamaño... Y luego está por supuesto el componente ecologista: El libro sin papel, respetuoso con el medio ambiente, salvador de los arbolitos de la Amazonia, aunque debo reconocer que este aspecto fue el que menos pesó en mi decisión de hacerme con mi e-book. Las cosas como son.
.
Las ventajas son evidentes, definitivas en mi opinión. Sin embargo, los hay que siguen apegados a la concepción clásica y romántica del libro encuadernado, los que necesitan tocarlo, olerlo, tenerlo expuesto en la estantería... En fin, no es necesario quemar los libros que uno tiene ya en su biblioteca particular. Se pueden compatibilizar ambas cosas, cada uno según sus preferencias o necesidades.
.
He decidido estrenar el invento por todo lo alto, con la relectura de 1984, de George Orwell, imprescindible y escalofriantemente vigente. El siguiente de la lista es El Día D, de Anthony Beevor, al que tenía echado el ojo desde hace tiempo pero me frenaba el hecho de tener que pagar los 30 € que valía el libro "físico". Y es que esa es otras de las grandes ventajas de los e-books, que se resumen en las tres E: ecológico, electrónico y económico.
...

7 comentarios:

Don Andrés dijo...

"El siguiente de la lista es El Día D, de Anthony Beevor"

Pues es todo un disfrute. Tengo dos o tres libros de Beevor -uno creo que es Stalingrado y el otro Inside the British Army- en casa y sencillamente son increíbles.

A propósito, prefiero tener los libros en soporte físico, en papel y tapa dura, vamos. Al menos muchos libros con las tapas manoseadas y las hojas dobladas y amarillentas lucen bien en una estantería.

Krugerrand dijo...

Lo quería pedir para mi cumpleaños. Estaba dudando entre el Papyre y el Kindle. he oído opiniones de ambos para todos los gustos.

Un saludo

Aguador dijo...

Pues es todo un regalazo, nen. Si no me he equivocado, cuesta 450 leuros del ala. El Kindle es algo más barato, pero no sé si compensa respecto de las funcionalidades del Paypre. En fin, yo, como "pobre", me apunto a la tesis de Don Andrés: libro físico, aunque sea en rústica xDDDDD

Nada, a disfrutarlo, entonces :-))

Saludos,
Aguador.

Daniel Terrasa dijo...

No, Aguador, qué va: el mío vale poco más de 200 leuros, pero tú espera un tiempo que verás como bajan los precios.

Comparativa de precios aquí

A mí también me gustan los libros "reales" como Don Andrés, pero esto del e-book es el invento del siglo. Creo que en el futuro solo imprimirán libros para coleccionistas. Hay que estar preparado.

Aguador dijo...

Ahora entiendo la diferencia de precio. Resulta que confundí tu modelo con el último que anuncian en la web del fabricante (estas cosas sólo me pasan a mí xDDDD)

Claudedeu dijo...

El e-book no va conmigo. Soy tan tradicional que a mí me gustan los moros con cristianos, la fabada con compango y el libro en papel. Pero sí, le recomiendo la relectura de 1984, que yo acabo de releer, junto a Rebelión en la granja, prefiriendo esta última por la gran estima que le tengo a Rubalcaba, digo a Squealer.

Anónimo dijo...

Ya es casualidad que empieces por 1984. Este fue el libro que Amazon borró del Kindle de sus usuarios porque no tenía los derechos de autor. Se montó un escándalo.
Yo también tengo un Papyre. La mayor utilidad es para leer textos de internet. Los paso a formato rtf y no me dejo los ojos en la pantalla del pc. El mayor defecto de los libros electronicos es que la gente cada día lee menos, tanto en digital como en papel. A mi de cada vez me gustan más los libros físicos. La encuadernación es un arte y disfruto de una colección de libros antiguos que me tocó por herencia familiar. El libro físico es un placer de ricos, pues aunque sea barato exige de dos cosas cada vez más escasas: tiempo y espacio.